Português

Atahualpa Yupanqui, pseudônimo de Héctor Roberto Chavero (Pergamino, Buenos Aires, 31 de janeiro de 1908 — Paris, 23 de maio de 1992), foi um compositor, cantor, violonista e escritor argentino. É considerado um dos mais importantes divulgadores de música folclórica daquele país. Suas composições foram cantadas por reconhecidos intérpretes, como Mercedes Sosa, Alfredo Zitarrosa, Víctor Jara, Ángel Parra, Marie Laforêt e Elis Regina entre outros, continuando a fazer parte do repertório de vários artistas na Argentina e em diferentes partes do mundo.

Filho de pai quéchua e mãe basca, mudou-se ainda criança com a família para Agustín Roca, em cuja ferrovia seu pai trabalhava.

Na adolescência, começa a tomar aulas de violão com o concertista Bautista Almirón, viajando diariamente os 15 quilômetros que o separavam da casa do mestre. É dessa época o pseudônimo Atahualpa Yupanqui, em homenagem a Atahualpa e Tupac Yupanqui, os últimos governantes incas.

Espanol

Nació el 31 de enero de 1908 en la provincia de Buenos Aires, Partido de Pergamino. Entre sus antepasados se encuentran indios, criollos y vascos. Durante la adolescencia adoptaría el seudónimo que lo acompañaría para siempre: Atahualpa Yupanqui. Jugó al fútbol, practicó el boxeo, la esgrima. Militante del Partido Comunista argentino en los años en que el carné de afiliado era un pasaporte seguro a la persecución de la que Yupanqui se libró a costa del exilio. Este hijo de un empleado de ferrocarril, es uno de los mayores referentes de la música folklórica argentina.

Compositor, guitarrista, cantante y escritor, ha dejado una obra cuyo conocimiento es esencial para acercarse al paisaje musical argentino, así como a sus costumbres, su entonación y su memoria. Yupanqui interpretó sus canciones no sólo en Argentina, cantó con Edith Piaf en París en el año 1948 y dio cientos de conciertos en varios países europeos.

Vivió durante un tiempo en París. El Payador perseguido, primero en forma de disco y luego de libro, es su obra más completa. En 1965 apareció El canto del viento, un libro en forma de ensayo. “El arriero”, “Trabajo, quiero trabajo” y la milonga “Los ejes de mi carreta” son tres de sus canciones más populares en todo el mundo.

Atahualpa Yupanqui falleció en Nimes, Francia, el 23 de mayo de 1992. Se encontraba en la ciudad francesa para recibir un homenaje. Sus restos descansan en el Cerro Colorado, Provincia de Córdoba, República Argentina.

Canção Preguntitas sobre Dios

Un día yo pregunté: Um dia eu perguntei:
Abuelo, dónde está Dios. Vovô, onde está Deus
Mi abuelo se puso triste, Meu avô ficou bem triste
y nada me respondió. E nada me respondeu.
Mi abuelo murió en los campos, Meu avô morreu nos campos,
sin rezo ni confesión. Sem rezo nem confessão
Y lo enterraron los indios, E o enterraram os índios
flauta de caña y tambor. Flauta de cana e tambor
Al tiempo yo pregunté: Pouco tempo depois perguntei:
¿Padre, qué sabes de Dios? Pai, o quê você sabe de Deus?
Mi padre se puso serio Meu pai ficou bem sério
y nada me respondió. E nada me respondeu
Mi padre murió en la mina Meu pai morreu na mina
sin doctor ni protección. Sem doutor nem proteção.
¡Color de sangre minera Cor de sangue mineira
tiene el oro del patrón! Tem o ouro do patrão!
Mi hermano vive en los montes Meu irmão vive nos montes
y no conoce una flor. E não conhece uma flor.
Sudor, malaria, serpientes, Suor, malária, serpentes,
la vida del leñador. A vida do lenhador
Y que nadie le pregunte E que ninguém lhe pergunte
si sabe donde está Dios. Se sabe onde está Deus.
Por su casa no ha pasado Pela sua casa não passou
tan importante señor. Tão importante senhor
Yo canto por los caminos, Eu canto pelos caminhos,
y cuando estoy en prisión E quando estou na prisão
oigo las voces del pueblo Ouço as vozes do povo
que canta mejor que yo. Que canta melhor que eu
Hay un asunto en la   tierra Há um assunto na terra
más importante que Dios. Mais importante que Deus.
Y es que nadie escupa sangre E é que ninguém cuspa sangue
pa que otro viva mejor. Para que outro viva melhor.
¿Que Dios vela por los pobres? Que Deus vela pelos pobres?
Talvez sí, y talvez no. Talvez sim, talvez não.
Pero es seguro que almuerza Mas com certeza ele almoça
en la mesa del patrón Na mesa desse patrão

Tradução Aline Fagundes

Anuncios

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s