leopoldolugones

Leopoldo Lugones

Espanol:

Leopoldo Lugones (13 de Junio 1874 – 18 febrero 1938) fue un escritor y periodista argentino. Nació en 1874 en Villa de María en el departamento cordobés del Río Seco. Fue el primogénito del matrimonio de Santiago Lugones y Custodia Argüello.

Português:

Leopoldo Lugones (13 de Junho de 1874 – 18 de Fevereiro de 1938) foi um escritor e jornalista argentino. Nascido em Villa de María del Río Seco, tradicional cidade da província de Córdoba, no coração católico da Argentina, Lugones pertencia a uma família de grandes proprietários rurais, primogênito de Santiago Lugones e Custodia Argüello.

Poema Muerte de la Luna

La Muerte de la Luna A morte da lua
En el parque confuso No parque assustador
Que con lánguidas brisas el cielo sahúma, que o céu esfumaça com lânguidas brisas
El ciprés, como un huso, O cipreste, como descosedor,
Devana un ovillo de bruma. Desfia um novelo de neblina.
El telar de la luna tiende en plata su urdimbre; O tear da lua tende em prata seu urdume;
Abandona la rada un lúgubre corsario, Abandona a baía um corsário lúgubre,
Y después suena un timbre E depois soa a campainha
En el vecindario. na vizinhança.
Sobre el horizonte malva Sobre o horizonte malva
De una mar argentina, de um mar argentino,
En curva de frente calva em curva de testa calva
La luna se inclina, a lua se inclina,
O bien un vago nácar disemina Ou talvez um vago nácar dissemina
Como la valva Como  a valva
De una madreperla a flor del agua marina. De uma madrepérola, a flor da água marinha
Un brillo de lóbrego frasco Um brilho de labrego frasco
Adquiere cada ola, Adquire cada onda,
Y la noche cual enorme peñasco E a noite, como enorme penhasco
Va quedándose inmensamente sola. Vai ficando imensamente só
Forma el tic-tac de un reloj accesorio, Forma o tic-tac de um relógio accessório,
La tela de la vida, cual siniestro pespunte. a tela da vida, como um pesponto perverso.
Flota en la noche de blancor mortuorio Paira na noite de brancura mortuória
Una benzoica insispidez de sanatorio, Uma benzoica insipidez de sanatório,
Y cada transeúnte E cada pedestre
Parece una silueta del Purgatorio. Parece uma silueta do Purgatório.
Con emoción prosaica, Com emoção prosaica,
Suena lejos, en canto de lúgubre alarde, Soa longe, em cantar lúgubre alarde,
Una voz de hombre desgraciado, en que arde Uma voz de homem desgraçado, na qual arde
El calor negro del rom de Jamaica. O negro calor do ron da Jamaica.
Y reina en el espíritu con subconsciencia arcaica, E reina no espírito com subconsciência arcaica,
El miedo de lo demasiado tarde. O medo do “já é tarde”.
Tras del horizonte abstracto, Atrás do horizonte abstrato
Húndese al fin la luna con lúgubre abandono, A lua afunda-se com lúgubre abandono,
Y las tinieblas palpan como el tacto E as trevas apalpam com o  tato
De un helado y sombrío mono. De um frio e sombrio macaco.
Sobre las lunares huellas, Sobre as lunares centelhas
A un azar de eternidad y desdicha, Por um azar de eternidade e tragédia,
Orión juega su ficha Orión jogou a sua peça
En problemático dominó de estrellas. no problemático dominó de estrelas.
El frescor nocturno A frescura noturna
Triunfa de tu amoroso empeño, Triunfa sobre teu empenho amoroso,
Y domina tu frente con peso taciturno E domina tua testa com peso taciturno
El negro racimo del sueño. O preto cacho do sonho.
En el fugaz desvarío Na fugaz alucinação
Con que te embargan soñadas visiones, Com que te embargam sonhadas visões,
Vacilan las constelaciones; Vacilam as constelações;
Y en tu sueño formado de aroma y de estío, E no teu sonho formado de aroma e verão,
Flota un antiguo cansancio Paira um antigo cansaço
De Bizancio… De Bizâncio…
Languideciendo en la íntima baranda, Languidecendo na íntima varanda,
Sin ilusión alguna Sem ilusão alguma
Contestas a mi trémula demanda. Respondes minha trêmula demanda.
Al mismo tiempo que la luna, Ao mesmo tempo que a lua,
Una gran perla se apaga en tu meñique; Uma grande pérola no teu dedo se apaga;
Disipa la brisa retardados sonrojos; Dissipa a brisa retardados embaraços;
Y el cielo como una barca que se va a pique, E o céu, como um barco que naufraga,
Definitivamente naufraga en tus ojos Definitivamente afunda no seus olhos

Tradução Aline Fagundes. Dez 2013

Breve Resenha artista

Espanol:

En su niñez, la familia se trasladó primero a Santiago del Estero y posteriormente a Ojo de Agua, una villa con pocos habitantes, donde cursó sus estudios primarios. A los diez años sus padres decidieron enviarlo a Córdoba con su abuela materna para que siguiese los estudios superiores.

En 1892 Leopoldo volvió a vivir con su familia que se había trasladado a Córdoba después de haber perdido su estancia. La crítica situación económica lo llevó a tener que comenzar a trabajar y convertirse en un autodidacta.

En esta época dio con éxito sus primeros pasos en la vida pública. Recitó su primera composición en el Teatro Indarte, dirigió el periódico liberal y anticlerical “El Pensamiento Libre” y se alistó voluntariamente para enfrentar a las fuerzas radicales sublevadas en Rosario.

En Córdoba, Lugones se fue convirtiendo en un personaje popular capaz de ser contrapunto de los payadores del barrio, publicar versos controvertidos con el seudónimo Gil Paz, promover huelgas estudiantiles y fundar un centro socialista.

El año de 1896 fue decisivo para Lugones: se instaló en Buenos Aires y se casó con Juana González. En la gran ciudad se unió al grupo socialista de escritores integrado por José Ingenieros, Roberto Payró, Ernesto de la Cárcova, escribió en el periódico socialista “La Vanguardia” y en la “Tribuna”, órgano del roquismo y se ganó al distinguido auditorio del Ateneo. A los 22 años comienza a escribir en “La Nación”, promovido por su amigo Rubén Darío. Publicó su primer libro “Las montañas del oro” (1897), basado en una influencia tardía del Romanticismo Francés.

El “novecientos” fue una época de intensa producción en la que escribió muchas de sus obras más valoradas como “Crepúsculos del jardín” (1905) donde se acerca al modernismo hispanista y a las nuevas corrientes literarias francesas: simbolismo, decadentismo, parnasianismo. Esta tendencia alcanza su máxima expresión en “Lunario sentimental” (1909). En su obra “Las fuerzas extrañas” (1906). Lugones plasmará sus habilidades para escribir cuentos de misterio. Este trabajo junto con los “Cuentos fatales” (1926) renuevan el género de la forma breve e inician una fecunda tradición en el Río de la Plata, en la que se inscribirán escritores como Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares y Julio Cortázar.

En 1901 ocupó el cargo de inspector de secundaria y normal bajo las órdenes de Pablo A. Pizzurno y Virgilio Magnasco. Posteriormente asumió la inspección general donde concretó varias de las ideas plasmadas en su estudio sobre la “Reforma educacional”: cursos especiales en vacaciones, fundación del Instituto Nacional del Profesorado Secundario, creación de las cátedras de Educación Física y Dibujo, reglamentación para el ingreso de alumnos a la enseñanza secundaria. Más adelante fue comisionado en viaje a Europa para estudiar las novedades pedagógicas. En 1915 se hizo cargo de la dirección de la Biblioteca Nacional de Maestros que ejerció hasta su muerte.

En 1910, la conmemoración del Centenario de Mayo representó el cenit del movimiento de afirmación de los valores y tradiciones nacionales. Bajo ese impulso, Lugones publicó varios trabajos: “Odas seculares” (1910) y la “Historia de Sarmiento” (1911).

En “El Payador” (1916), reúne una serie de conferencias sobre “Martín Fierro” de José Hernández que rescatan la obra, calificándola de “Cuento Homérico de la Cultura Argentina”… Este particular enfoque instaló en la crítica una fructífera polémica que se prolongó por décadas y cuyo resultado fue la aceptación del Poema como la obra emblemática de la identidad literaria argentina. La lectura que Lugones hace deja entrever otro de sus principales puntos de interés intelectual; la cultura clásica. En este campo su producción incluye las obras “Didáctica” (1910); “Las limaduras de Hephaestos” (1910), “Estudios Helénicos” (1924) y “Nuevos estudios Helénicos” (1928).

En Europa se vivía un tiempo de incertidumbre instalado con la guerra mundial, la revolución de los “soviet” y el fascismo italiano, mientras en Argentina se sentía la crisis económica y la inestabilidad política. Lugones fue un observador atento de la situación internacional y un hombre de acción en su país.

Lentamente, su visión socialista fue dando paso a un pensamiento nacionalista de originales matices, crítico del liberalismo y alejado de las posiciones católicas. Este Lugones maduro fue igual de controvertido que en sus posiciones juveniles al apoyar el militarismo de la década del treinta.

Su trabajo incesante se plasmó en numerosos escritos, artículos de prensa y conferencias que le merecieron el nombramiento en la Asamblea de Cooperación Intelectual de la Liga de las Naciones (1924), el Premio Nacional de Literatura (1926) y la presidencia de la Sociedad Argentina de Escritores, fundada con su impulso (1928).

En esta etapa, aumentó con ritmo vertiginoso su ya cuantiosa producción intelectual entre la que se encuentra “Poemas solariegos” (1928) uno de sus títulos más elogiados y los ensayos “La patria fuerte” (1930) y “La grande Argentina” (1930), indispensables para comprender la época y la generación de Lugones.

Puso fin voluntariamente a su vida en una isla del Tigre. Los boletines informativos sorprendieron a la opinión pública tanto como a quienes lo trataban cotidianamente en la Biblioteca Nacional de Maestros.

Lugones aún hoy genera controversias por su cambiante temperamento político. El tiempo, sin embargo, lo ha destacado como una figura central de la cultura argentina y como uno de sus más grandes escritores.

Português:

Ele começou a escrever pofissionalmente no jornal La Montaña, onde tinha o respaldo de Manuel Quintana, um aristocrata que se tornaria presidente da Argentina. Tal proximidade conduziu-o à Buenos Aires, onde seu talento literário desenvolveu-se rapidamente.

Lugones foi um dos expoentes argentinos da corrente literária latino-americana conhecida como Modernismo, uma forma de parnasianismo influenciada pelo simbolismo e escreveu um romance denso, La guerra gaucha (1905). Também foi um jornalista, polemista e orador apaixonado, que começou apoiando o socialismo, mais tarde tornou-se conservador e finalmente terminou por apoiar o fascismo.

Leopoldo Lugones viajou à Europa em 1906, 1911, 1913 e em 1930, ano no qual apoiou o golpe de estado contra o presidente do partido da União Cívica Radical, o idoso Hipólito Yrigoyen.

Profundamente deprimido no início de 1938, quando vivia no balneário de El Tigre, próximo de Buenos Aires, Lugones cometeu suicídio ingerindo cianureto.

Anuncios

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s