Tiempo del alma

El tiempo enfrenta al aire
manteniéndose estático,
como un muro fortificado
ante el brío del espiral
 
Espiral que sube, baja,
se retrae y expande
aireando calles
acompañando vidas
 
Calles pobladas
de pasos incógnitos
que se encuentran
y se alejan a cada día.
 
Gente y pasos fugaces.
Fugaces como muchas palabras
cuyo sentido impacta menos
que el ruido de una bocina.
 
Fugaces como el pensamiento
sin arraigo, perezoso.
 
Gente que circula
como masa de corriente,
y es esclava del ansia
que jamás se detiene
 
Calles donde labios
traicionan al silencio
y el circulo recrea
existencia autómata
 
Ahí, a cada día, el tiempo
se planta en retarguardia
para reiterar su distinción
 
Protege con su resistencia
el derecho de existir
como tiempo individual,
como tiempo del alma

 

Anuncios

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s