Poema Salutación a los poetas brasileros

SALUTACIÓN A LOS POETAS BRASILEROS Saudações aos poetas brasileiros
Con una gran fanfarria de roncos olifantes, Com uma grande fanfarrice de roncos olifantes,
con versos que imitasen un trote de elefantes Com versos que imitassem um trote de elefantes
en una vasta selva de la India ecuatorial, Numa vasta selva da Índia equatorial,
quisiera saludaros -hermanos en el duelo- Gostaria de lhes saudar- irmãos de luto-
en las exploraciones por la tierra y el cielo, Nas explorações pela terra e pelo céu,
en el martirologio de los circos del mal. No martirológio dos circos do mal
Mi Pegaso conoce los azules espacios. Meu pégaso conhece os azuis espaços.
Su cola es un cometa, sus ojos son topacios, Seu rabo é um cometa, seus olhos topázios,
el rubio Apolo y Marte cabalgarían en él; O louro Apolo e Marte cavalgariam nele;
relinchará en los céspedes de vuestro bosque umbrío, Relinchará na grama do vosso bosque sombrio,
se abrevará en las aguas de vuestro sacro río, Beberá das águas do vosso sacro rio,
y dormirá a la sombra de vuestro gran laurel! E dormirá na sombra do grande loureiro!
Venir pude en la concha de Venus Citerea, Pude vir na concha da Vênus Citerea,
sobre el áspero lomo del león de Nemea, Sobre o áspero lombo do leão de Nemea,
en el ave de Júpiter o en un fiero dragón; Na ave de Júpiter ou num bravo dragão;
en la camella blanca de una reina de Oriente, No camelo branco de uma rainha do Oriente,
en el cuerpo ondulante de una alada serpiente, No corpo ondulado de uma alada serpente,
a bordo de la lírica galera de Jasón. À bordo da galera lírica de Jason.
O en la fornida espalda de un genio misterioso, Ou nas robustas costas de um gênio misterioso,
o envuelto en la vorágine de un viento proceloso, Ou embrulhado no turbilhão de um vento tempestuoso,
o de una negra nube en el glacial capuz; Ou de uma nuvem preta no escondido glaciar
en la marea argentina de una luna de mayo, Na maré argentina de uma lua de maio,
asido del relámpago flamígero de un rayo, Seguro no relâmpago flamante de um raio,
o con los duendes gárrulos que juegan en la luz. Ou com os duendes garrulantes que jogam na luz.
Mas en Pegaso vine desde remotos climas, Mas em Pégaso vim desde remotos climas,
señor, príncipe, rey o emperador de rimas Senhor, príncipe, rei ou imperador de rimas
sobre el confuso trueno del piélago febril: Sobre o confuso trovão do pélago febril:
¡Salve al coro de Anfiones de estas tierras fragantes! Salve o coro de Opio  destas terras fragrantes!
¡A todos los orfeos del país de los diamantes! A todos os Orfeus do país dos diamantes!
¡A todos los que pulsan su lira en el Brasil! A todos os que pulsam sua lira no Brasil!
Tal digo, hermanos míos en la prosapia ibérica. Como digo, meus irmãos de linhagem Ibérica.
Saludemos la gloria futura de la América, Saudemos a futura Glória da América,
que todas las espigas se junten en un haz. Que todas as espigas juntem-se em feixe.
Unamos nuestras liras y nuestros corazones, Unamos nossas liras e nossos corações,
que ha llegado el crepúsculo de las anunciaciones, Que chegaram ao crepúsculo das anunciações,
para que baje el ángel de la celeste paz! Para que desça o anjo da paz celeste!
Augurio de ese día se ve en el horizonte. O augúrio desse dia se vê no horizonte.
Hoy tres aves volaron desde un florido monte; Hoje três aves voaram desde o florido monte;
yo las miré perderse en el naciente albor: Eu as olhei, perderam-se no nascente alvor:
un cóndor –que es el símbolo de la fuerza bravía– Um condor- que é símbolo da força bravia-
un búho –que es el símbolo de la sabiduría– Ou coruja- que é símbolo da sabedoria-
y una paloma cándida –símbolo del amor–. E uma ingênua pomba- símbolo do amor-.
Dijo el Cóndor, gritando: la unión da la victoria, Disse o Condor, gritando: a união da vitória,
el búho, en un silbido: el saber da la gloria, A coruja, num assovio: o saber dá a glória,
la paloma, en su arrullo: el amor da la fe. A pomba no seu arrulho: o amor dá a fé.
Yo –que escruto el enigma de nuestro gran destino– Eu- que escruto o enigma do nosso grande destino-
ante el casual augurio del cielo matutino Perante o casual augúrio do céu matutino
siguiendo los tres pájaros en éxtasis quedé. Seguindo os três pássaros, em êxtase fiquei
Pero Pegaso aguarda. Sobre su fuerte lomo Mas Pégaso aguarda. Sobre seu lombo forte
gallardamente salto en un instante, como Galhardamente pulo num instante
el Cid sobre Babieca. Me voy hacia el azur. Como o Cid sobre Babieca. Então vou até o Azur.
¿Acaso os interesa mi suerte misteriosa? Acaso vos interessa minha misteriosa fortuna?
¡Buscadme en mi magnífico palacio de la Osa, Procurem-me no meu magnífico palácio da Ursa,
o en mi torre de oro, junto a la Cruz del Sur! Ou na minha torre de ouro, junto à Cruz do Sul!

Biografia:

Espanol

Sus padres fueron personas pobres; un comerciante en ganado de nombre Federico Molina y doña Juana Núñez, campesina originaria de Aguanqueterique, Departamento de La Paz.

Sus primeros años transcurren sin preocupaciones y en actividades propias de un chico inteligente, vigoroso y lleno de grandes inquietudes que traduce en travesuras y juegos de valor y destreza; en montar a caballo –incluso mirando hacia la grupa-, pescar y nadar en los ríos cercanos y hacer sus primeros versos criticando a sus maestros.

Debido a su carácter y espíritu independiente sus padres deciden matricularlo en la escuela de un señor White (blanco) que Molina convierte en sus escritos en el terrible Mr. Black (negro), personaje que describe como salido de una novela de Dickens, y digno representante del dogmatismo y escolástica imperantes de esa época…Después de grandes vicisitudes logra –sin pena ni gloria- terminar la primaria.

Es el primer poeta hondureño que salió de Centroamérica para embeberse en las corrientes culturales de otras latitudes. Es uno de los grandes exponentes del modernismo en Centroamérica y su obra de gran calidad literaria lo consagra como el escritor hondureño más universal.

En 1892 viaja a Guatemala y después a Quetzaltenango. En dicha ciudad ingresa en el Instituto Normal para Varones de Occidente (INVO).

Todos sus biógrafos coinciden en afirmar que Quetzaltenango fue la patria intelectual de Molina. Durante estos años recibió el apoyo de directores y profesores, como Flavio Guillén y José Antonio Aparicio, sirviendo clases y viviendo en su compañía. Inicia también su carrera como periodista, escribiendo, no solo en periódicos estudiantiles, sino colaborando y dirigiendo diarios como el Bien Público.

Coronados sus estudios de bachiller en 1894, viaja a la capital de Guatemala y en 1896 se consagra ante la opinión pública y literaria de dicha ciudad, al pronunciar un discurso conmemorativo de la muerte de Justo Rufino Barrios y donde publica varios de sus poemas escritos en Quetzaltenango, como el Águila y la Calavera del Loco.

En 1896, en un viaje a Brasil, -en cuyo trayecto escribe “Salutación a los Poetas Brasileños”- conoce al poeta nicaragüense Rubén Darío, quien incidirá grandemente en su estilo. Visitó España, donde colaboró en el recién fundado “ABC” de Madrid, y varios países de Sudamérica, allí también dejó huellas permanentes en su obra. Castelar alabó su canto “El Águila” y Rubén Darío su “Salutación a los Poemas Brasileños”.

Admiró a William Shakespeare y dedicó varios sonetos “El rey Lear”, “Ofelia”, “Yago”, etc. a la obra en inglés. Recibió la influencia de Rubén Darío, a quien conoció en su persona y en su obra. La influencia del nicaragüense se dejó sentir por ejemplo en “Tréboles de Navidad”, similar a la “Rosa Niña” de Darío, o en “El poema del Optimista”, posiblemente el poema que, aisladamente, más haya influido en toda la literatura contemporánea en habla castellana.

Fue Juan Ramón Molina poeta de primerísima categoría y aunque cultivó la prosa en la que logró bellas y armoniosas realizaciones, como su cuento “El Chele”, éstas no pueden darse un puesto en la literatura universal como se otorga a su obra poética que está dentro del modernismo más puro y une la calidad poética y lo depurado de la forma con una finísima sensibilidad de que es muestra su soneto “Pesca de Sirenas”.

Hombre activo, personal y políticamente, quemó su vida en el afán de vivirla intensamente. Fue colaborador de la candidatura del General Terencio Sierra de quien se consideraba amigo. Presidente de Honduras durante el período 1899-1903, Sierra, molesto por una publicación que hizo Molina en el Diario de Honduras, bajo su dirección, lo mandó a picar piedra, encadenado, en la carretera que se construía al sur del país. El artículo que tanto lo había molestado “Un hacha que afilar”, era un conocido apólogo de Benjamín Franklin, que los acólitos de Sierra consideraron alusivo, hostil y digno de ser castigado con la prisión del poeta.

«Planfetista y periodista, coronel, político, diplomático, hombre que alcanzó altos cargos públicos y que hubo de seguir la ruta del exilio donde murió». A pesar de esta vida activa no pudo rehuir el pesimismo y el hastío tan común a los poetas hondureños y que él, como su más elevado representante tuvo en grado sumo por “La fatiga que le producía el peso ABRUMADOR DE LO INFINITO”, que muestra en el sentido macabro de sus versos “Después que muera” o en el pesimismo vital de su soneto “Madre Melancolía”. Falleció en San Salvador El Salvador el 2 de noviembre de 1908.

Português

Seus pais foram pessoas pobres; um comerciante de gado chamado Federico Molina e dona Juana Núñez, campesina originária de Aguanqueterique, Departamento de La Paz.

Seus primeiros anos de vida transcorrem sem preocupações e em atividades próprias de um menino inteligente, vigoroso e cheio de grandes curiosidades que traduz em travessuras e jogos de valor e habilidade; montar à cavalo- inclusive olhando a garupa-, pescar e nadar nos rios próximos e fazer os seus primeiros versos criticando os seus professores.

Devido ao seu carácter e espírito independente, seus pais decidem matriculá-lo na escola do senhor White (branco) que Molina transforma nos seus textos no terrível Mr. Black (preto), personagem que descreve como se houvesse saído de um romance de Dickens, e digno representante do dogmatismo e escolástica imperantes na época…Depois de grandes dificuldades consegue –sem pena nem glória- terminar a primeira série.

Ele é o primeiro poeta hondurenho que saiu da América Central para mergulhar nas correntes culturais de outras latitudes. É um dos grandes expoentes do modernismo na América Central e sua obra apresenta uma enorme qualidade literária, consagrando-o como o escritor hondurenho mais universal.

Em 1892 viaja à Guatemala e despois à Quetzaltenango. Nesta cidade entra ao Instituto Normal para Varones de Occidente (INVO).

Todos os seus biógrafos coincidem em afirmar que Quetzaltenango foi a pátria intelectual de Molina. Durante esses anos recebeu apoio de diretores e professores, como Flavio Guillén e José Antonio Aparicio, dando aulas e aprendendo em sua companhia. Começa na época também a sua carreira de jornalista, escrevendo, não só em jornais de estudantes, mas também colaborando e dirigidno jornais de bem público.

Terminados os seus estudos secundários em 1894, viaja à capital da Guatemala e em 1896 se consagra perante a opinião pública e literaria da cidade, ao  pronunciar um discurso comemorativo sobre a morte de Justo Rufino Barrios e ao publicar vários dos seus poemas escritos Quetzaltenango, como “el Águila” e “la Calavera del Loco.”

Em 1896, numa viagem ao Brasil, -durante o trajeto escreve “Salutación a los Poetas Brasileños”- conhece ao poeta nicaraguense Rubén Darío, quem influencia muito no seu estilo. Visitou a Espanha, onde colaborou no recém fundado jornal “ABC” de Madrid, e vários países da América do Sul, onde também deixou marcas permanentes de sua obra. Castelar elogiou seu canto “El Águila” e Rubén Darío seu poema “Salutación a los Poemas Brasileños”.

Admirou William Shakespeare e dedicou vários sonetos “El rey Lear”, “Ofelia”, “Yago”, etc. À sua obra em inglês. A influência de Rubem Darío, transpareceu por exemplo em  “Tréboles de Navidad”, similar a “Rosa Niña” de Darío, ou no “El poema del Optimista”, possívelmente o poema que, isoladamente, mais impactou em toda a literatura contemporânea em espanhol.

Foi um poeta de primeiríssima categoria e se bem cultivou a prosa com a qual alcançou belas e harmoniosas composições, como seu conto “El Chele”, elas nao conseguem um lugar na literatura universal como ocorreu com a sua obra poética. Sua obra poética, dentro do modernismo mais puro, une a qualidade poética e o depurado das formas como uma finíssima sensibilidade que se nota no soneto “Pesca de Sirenas”.

Homem ativo, pessoal e políticamente, viveu a vida muito intensamente. Foi colaborador da candidatura do General Terencio Sierra, a quem considerava um amigo. Presidente de Honduras durante o período 1899-1903, Sierra, incômodo pela publicação que o Molina fez no jornal de Honduras, que ele dirigia, mandou-o, como castigo, picar pedra, acorrentado, na estrada que se construía no Sul do país. A matéria que tanto incomodou, “Un hacha que afilar”, era uma conhecido apólogo de Benjamín Franklin, que os seguidores de Sierra consideraram alusivo, hostil e digno de ser castigado com a prisão do poeta.

«Planfetista e jornalista, coronel, político, diplomático, homem que chegou a altos cargos públicos e que afinal terminou no exílio, onde morreu. Apesar de uma vida ativa, não pode fugir do pessimismo e o tédio tão comum aos poetas hondurenhos e que ele, como seu o maior representante, os padece em maior grau pela “fatiga que le producía el peso ABRUMADOR DE LO INFINITO”. Esse cansaço mostra-se bem macabro nos seus versos “Después que muera” ou na negatividade vital do soneto “Madre Melancolía”. Morreu em San Salvador no dia 2 de novembro de 1908.

Anuncios

5 comentarios sobre “Poema do dia: “Salutación a los poetas brasileros”. Autor Juan Ramón Molina. Traduçao ao português Aline R. Fagundes

  1. Me ha gustado el tono y el desarrollo de este poema. Aunque me parece a la altura del original, de la traducción no puedo decir gran cosa porque mis conocimientos de la lengua portuguesa son limitados.
    Por cierto, una curiosidad. ¿La foto que encabeza esta entrada es de Juan Ramón Molina o de Juan Ramón Jiménez? Saludos cordiales.

    Me gusta

      1. Es la misma. Recientemente visité por segunda vez la casa-museo de Juan Ramón Jiménez en Moguer, donde esa foto, vistosamente enmarcada, se encuentra. Me gustó ese Juan Ramón Jiménez juvenil que, andando los años, se convertiría en uno de los principales poetas en lengua española y en uno de mis tótems literarios.
        Si me dices a qué dirección puedo enviarte una copia de la foto, lo haré encantado.
        En cuanto al perfil de Juan Ramón Molina en Wikipedia, se debería corregir ese dato que es una falsedad, ya sea involuntaria o deliberada. Saludos cordiales.

        Me gusta

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s