Ahí, dónde la luz es tan afilada

que parece que nos cegaría,

dónde se proclama una oda

a la infancia jamás perdida.

Ahí, dónde el pulso de la materia

construye un tiempo sin horas,

derrumba muros sin arterias,

con su corriente propulsora.

Ahí, en el trasfondo del multiverso,

universo múltiple dónde el vacío

es libertad, potencia reflectora;

es embrión, potencial, lienzo,

blancura que abraza la aurora,

ideas sin nombre o forma…

Los años, movimientos emitidos,

la historia de hombres y estrellas,

tiende a sobrevalorar los sentidos

y a establecer muchas reglas;

unta pues el lienzo con los vicios,

con las enseñanzas imperfectas,

con el conocimiento limitante;

con las creencias siempre mutantes,

y los procesos sociales o físicos; .

Así, solo ahí, en el origen de todo,

ahí, antes del cataclismo humano,

el gen de la libertad, aún primitivo,

puede afirmar convencido

que es totalmente libre.

ARF Enero2016

Anuncios

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s