Biografía de Amado Nervo

Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo, conocido como Amado Nervo, nace en Tepic, Nayarit (México), el 27 de agosto de 1870. Su vida estuvo signada por la tragedia. Su padre muere en 1879, posteriormente se suicida su hermano Luis, y también desaparece Ana Cecilia, su gran amor, en 1912.
Amado NervoEstudia Ciencias, Filosofía y Teología.
En México, donde reside a partir de 1894, funda una revista de renovación artística, “Revista azul”, junto a Manuel Gutiérrez Nájera.
En 1896, aparece su primera obra, “El bachiller”, con rasgos naturalistas.
En 1898, aparece la “Revista moderna”, en colaboración con Jesús Valenzuela. El mismo año se conocen “Perlas negras” y “Místicas”, poemas modernistas. Este último estilo se refuerza con el contacto con Rubén Darío y Leopoldo Lugones, con quienes inicia una estrecha vinculación, durante su viaje a París, realizado como corresponsal del diario “El Mundo”, a la Exposición Universal.
Publica en esa época un libro de poesías: “El éxodo y las flores del camino” (1902). Allí conoce a quien sería la musa de los poemas contenidos en “La amada inmóvil”, publicados en 1922, luego de su muerte. Esa mujer a la que ama para siempre es Ana Cecilia Luisa Daillez.
Al volver a México trabaja como docente de lengua castellana en la Escuela Nacional Preparatoria.
Amado NervoIngresa en 1905, en el mundo diplomático, como Secretario de la Embajada de México en Madrid. Su carrera se suspende entre 1914 y 1918, a causa de la revolución, para retomar en ese último año, como Ministro Plenipotenciario en Argentina y Uruguay, cargo que ocupa hasta su muerte, acaecida en Montevideo, el 24 de mayo de 1919. Posteriormente, sus restos son trasladados a México, donde descansan en la Rotonda de los Hombres Ilustres.
Trata en sus obras de Dios, al que busca con desesperación obsesiva, estableciendo con la naturaleza una relación mística. Sus obras de neto tinte religioso son: “Los jardines interiores” (1905), “En voz baja” (1909), “Serenidad” (1914), “Elevación” (1917) y “Plenitud” (1918).
Publica también ensayos, como “Juana de Asbaje” (1910), en homenaje a la poetisa mexicana Sor Juana Inés de la Cruz, y “Mil filosofías” (1912).

Poema El Torbellino, O torvelinho

«Espíritu que naufraga                    Espírito que naufraga
en medio de un torbellino,              No meio de um torvelinho
porque manda mi destino               Porque assim manda o destino
que lo que no quiero haga;              Que o que nao quero ele faça;

»frente al empuje brutal                 Diante do brutal empurrao
de mi terrible pasión,                       da assustadora paixao,
le pregunto a mi razón.                    pergunto a minha razao
dónde están el bien y el mal;          onde estao o bem e o mal;

»quién se equivoca, quién yerra;    quem se equivoca, quem erra;
la conciencia, que me grita:             a consciencia, que me grita:
¡Resiste!, llena de cuita,                    resiste!, apesar das feridas,
o el titán que me echa en tierra.      ou o tita lhe atira na terra.

»Si no es mío el movimiento.          Se o movimento nao é meu
gigante que me ha vencido,             gigante que me venceu,
¿por qué, después de caído,             por quê, após a dura queda,
me acosa el remordimiento?           o remorco ainda se rebela?

»La peña que fue de cuajo                As gentes que pela raíz foram
arrancada y que se abisma,              arrancadas e que se abismam,
no se pregunta a sí misma               nao se perguntam a si mesmas
por qué cayó tan abajo;                    por quê tao baixo caíram;

»mientras que yo, ¡miserable!       Enquanto eu, oh miserável!,
si combato, soy vencido,                 Se combato, sou vencido,
y si caigo, ya caído                            E se caio, já rendido,
aún me encuentro culpable,           ainda me vejo culpado,

»¡y en el fondo de mi mal,               E no fundo do meu mal,
ni el triste consuelo siento.             nem o triste consolo sinto
de que mi derrumbamiento            de que o meu derrubamento
fue necesario y fatal!».                     foi necessário e fatal!

Así, lleno de ansiedad.                       Entao, cheio de ansiedade
un hermano me decía,                       um irmao me dizia,
y yo le oí con piedad,                         e eu o ouvi com piedade,
pensando en la vanidad                    pensando na vaidade
de toda filosofía…                              de toda a filosofia…

y clamé, después de oír                    E clamei, depois de ouvir
«Oh mi sabio no saber,                   “Oh meu sábio nao saber,
mi elocuente no argüir,                    meu eloquente nao argüir,
mi regalado sufrir,                            meu gratuito sofrer,
mi ganancioso perder!».                 meu ganancioso perder!”

Traducción ARF mar2016

Anuncios

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s