El Nido Vacío O Ninho Vazio
En un tiempo mejor, aquí vivía Em tempos melhores, aqui vivía
el ángel tutelar de mis amores. o anjo tutelar dos meus amores.
A la oración, en estos corredores, E a oraçao, nestes corredores,
ella, mis versos, repetir solía. ela, meus versos, repetia sozinha.
Este era su jardín. Aquí venía, Este era o seu jardim. Aquí vinha
al despuntar el alba, a coger flores. ao despontar a aurora, para colher flores.
¡Bajo este limonero, hoy sin verdores, Debaixo deste limoneiro, hoje sem verdores,
nos despedimos para siempre, un día! nos despedimos para sempre, um dia!
Han pasado los años. A su huerto, Passaram varios anos. A sua horta,
ya nadie viene al despuntar la aurora… já ninguém vem ao despontar a aurora…
¡Desde que ella se fue quedó desierto!; Desde que ela se foi ficou deserto!
Un cementerio es su jardín ahora, Um cemitério é o seu jardim agora,
y aquí, en las sombras, cuando el día ha muerto, e aquí, nas sombras, cuando o dia morreu
el alma mía por su ausencia llora… a minha alma por sua ausência chora.

Breve biografía del autor:

Federico Barreto nació en la ciudad de Tacna (Perú) el 8 de febrero de 1862; fue un importante poeta de su tierra a quien se le dio el mote de “El cantor del cautiverio”.
Fue un hombre de letras, entregado a la creación literaria y a las labores políticas. Siendo muy joven emprendió una vida intelectual que apoyaba el progresismo; incluso fundó junto a uno de sus hermanos el semanario llamado “El progresista” y la revista “Letras”, donde aparecían notas suyas y de otros autores pertenecientes al grupo literario “La Bohemia Tacneña”. En dicho boletín colaboraron importantes intelectuales y poetas de la época, de la talla de Rubén Darío, José Enrique Rodó y Clemente Palma. Posteriormente, Federico ejerció como codirector del periódico, aunque por poco tiempo, ya que a causa de las trifulcas políticas del momento la sede fue destruida por unos vándalos y debió cerrarse.
Como poeta es autor de varios poemarios, tales como “Algo mío” y “Aroma de mujer“. Además, cabe mencionar que “Ódiame“, una de las letras del cancionero latinoamericano, es obra de Barreto y lleva el título de “Último ruego“, al igual que “El nido vacío” y “Antes que tú“.
Barreto falleció en Francia el 30 de octubre de 1929; 39 años después, sus restos se llevaron a su ciudad natal, Tacna, donde descansan desde entonces.

Anuncios

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s