Poema:

El Poeta O Poeta
Maldiciendo su destino Maldizendo seu destino
como Glauco, el dios marino, Como Glauco, o deus marinho,
mira, turbia la pupila Olha, turva a pupila
de llanto, el mar, que le debe su blanca virgen Scyla. de pranto, o mar, que lhe deve a branca virgen Scyla.
Él sabe que un Dios más fuerte Ele sabe que um Deus mais forte
con la sustancia inmortal está jugando a la muerte, Com a substância imortal está brincando com a norte,
cual niño bárbaro. Él piensa Como uma criança bárbara. Ele pensa
que ha de caer como rama que sobre las aguas flota, que deve cair como galho que sobre as águas boia,
antes de perderse, gota Antes de se perder, gota
de mar, en la mar inmensa. do mar, do mar imenso
En sueños oyó el acento de una palabra divina; No sonho ouviu o sotaque de uma palabra divina;
en sueños se le ha mostrado la cruda ley diamantina, No sonho foi-lhe mostrada a crua ley diamantina,
sin odio ni amor, y el frío sem ódio nem amor, e o gélido
soplo del olvido sabe sobre un arenal de hastío. sabor do sopro do esquecimento sobre um areal de tédio.
Bajo las palmeras del oasis el agua buena Debaixo das palmeiras do oásis a água
miró brotar de la arena; viu brotar da areia;
y se abrevó entre las dulces gacelas, y entre los fieros e se empapou entre as doces gazelas, e entre os ferozes
animales carniceros… animais carnívoros…
Y supo cuánto es la vida hecha de sed y dolor. E soube quanto da vida está feita de sede e dor
Y fue compasivo para el ciervo y el cazador, E foi compassivo com o cervo e com o caçador,
para el ladrón y el robado, Com o ladrao e o roubado,
para el pájaro azorado, Com o pássaro atortoado,
para el sanguinario azor. Com o sanguinário açor.
Con el sabio amargo dijo: Vanidad de vanidades, Ao amargo sábio disse: vaidade de vaidades,
todo es negra vanidad; Tudo é preta vaidade;
y oyó otra voz que clamaba, alma de sus soledades: E ouviu outra voz que clamava, alma das suas solidoes,
sólo eres tú, luz que fulges en el corazón, verdad. Só você, luz que fulge no coraçao,

verdade.

Y viendo cómo lucían E vendo como se exibiam
miles de blancas estrellas, milhares de estrelas brancas,
pensaba que todas ellas pensava que todas eles
en su corazón ardían. no seu coraçao ardiam.
¡Noche de amor! Noite de amor!
Y otra noche E noutra noite
sintió la mala tristeza Sentiu a vil tristeza
que enturbia la pura llama, Que embaça a chama pura,
y el corazón que bosteza, e o coraçao que boceja,
y el histrión que declama O histriao que declama
Y dijo: Las galerías E diz: as galerías
del alma que espera están Da alma que espera estao
desiertas, mudas, vacías: Desertas, mudas, vazias:
las blancas sombras se van. As sombras brancas se vao.
Y el demonio de los sueños abrió el jardín encantado de E o diabo dos sonhos abriu o jardim encantado de
ayer. ¡Cuán bello era! Ontem. Quê bonito era!
¡Qué hermosamente el pasado Quê belamente fingia o pasado
fingía la primavera, a privamera,
cuando del árbol de otoño estaba el fruto colgado, da árvore de outono o fruto ainda pendurado,
mísero fruto podrido, mísero fruto apodrecido,
que en el hueco acibarado que no vao avinagrado
guarda el gusano escondido! guarda o verme escondido!
¡Alma, que en vano quisiste ser más joven cada día, Alma, que em vao quis ser mais jovem a cada dia,
arranca tu flor, la humilde flor de la melancolía! arranca a sua flor, a humilde flor da melancolía!

Breve Biografía:

Poeta y prosista español, perteneciente al movimiento literario conocido como generación del 98.
Probablemente sea el poeta de su época que más se lee todavía. Vida Nació en Sevilla y vivió luego en Madrid, donde estudió. En 1893 publicó sus primeros escritos en prosa, mientras que sus primeros poemas aparecieron en 1901. Viajó a París en 1899, ciudad que volvió a visitar en 1902, año en el que conoció a Rubén Darío, del que será gran amigo durante toda su vida. En Madrid, por esas mismas fechas conoció a Unamuno, Valle-Inclán, Juan Ramón Jiménez y otros destacados escritores con los que mantuvo una estrecha amistad. Fue catedrático de Francés, y se casó con Leonor Izquierdo,
que morirá en 1912. En 1927 fue elegido miembro de la Real Academia Española de la lengua.
Durante los años veinte y treinta escribió teatro en compañía de su hermano, también poeta, Manuel, estrenando varias obras entre las que destacan La Lola se va a los puertos, de 1929, y La duquesa de Benamejí, de 1931. Cuando estalló la Guerra Civil española estaba en Madrid. Posteriormente se trasladó a Valencia, y Barcelona, y en enero de 1939 se exilió al pueblo francés de Colliure, donde murió en febrero.

Anuncios

Comenta aquí / Deixe seu comentário

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s