Poesía Inédita: Otros sentidos. Autora Aline R. Fagundes

Bruma en mis pensamientos,
sombra de fines imaginarios
nube que cubre el escapulario
del horizonte que no distingo.

Todavía no avisto el origen
pero oigo la voz que gime,
con timbre desconocido,
en la piel del océano.

Otros sentidos.

El sabor efervescente de las olas
me corroe, me embriaga
y me monta a sus espaldas
para ver con otra perspectiva.

Desde allí toco el aire,
su cuerpo salado me sabe
a enigma.
¿Encarnará la verdad
de lo que ignoro en la vida?

Me dejo conquistar por el silencio.
En la cima de la indagación
están vertidos mis anhelos;
por la fe en el equilibrio del medio
navega mi timón.

Otros sentidos.

Respuesta solitaria que brota,
oleaje que quizás no tiene lógica
al menos en un primer segundo.
Puede ser un hallazgo súbito,
aparente marea sin músculo
que luego se vuelve robusta.

Otros sentidos.
Siempre los hay.

Anuncios

Poesía Inédita: Mariposa. Autora Aline R. Fagundes

Hay algo gestándose.
Bajo las sábanas mojadas,
la guitarra en la madrugada
y las charlas de domingo.

Algo que no me atrevo
a nombrar,
una oruga que no sabe
que será mariposa,
un óvulo que quizás
no fecunda.

Pero hay algo, sí,
ya tiene pulso, vida,
bajo el vello de punta
y la mirada que refleja
la energía que atraviesa
los límites de la piel.

Hay algo gestándose.
Algo que aún no quiero
nombrar
para que la sorpresa
sea mi real compañera,
se aferre a mi cintura
y me enseñe a bailar…

Poesía Inédita: No me desees tanto. Autora Aline R. Fagundes

No me desees tanto.

Capaz no me reconoces
cuando te despiertes
y pongas las gafas
que te impiden verme.

No me desees tanto.

Capaz no entiendes
cuando sincera susurro
cuando mi sentir más puro
se empaña por tus lentes.

No me desees tanto.

Que no sea el sueño en vano,
ni dependencia, diotría,
un augurio breve de vida
una plaza en la eternidad.

No me desees tanto.

Y ámame así, desnudo,
ama la imperfección de mis atributos
y la oposición constante del humano
basada en la realidad.

Poesía inédita: Desata los nudos. Autora Aline R. Fagundes

Desata los nudos.
No se puede andar con zapatos cojos.

El tropiezo sucedió y ha servido
para aprender a atar los lazos.

Desata los nudos y ata los hallazgos
que te hacen uno,
soñador único, individuo
inocente por haber nacido,
por latir según su propio pulso.

Desata los nudos
de la garganta, del pecho, del útero
y deja fluir la luz que brota
en tu bajo vientre,
deja crecer la rosa que,
de norte en norte,
florece eternamente.

Poesía Inédita: A la vuelta. Autora Aline R. Fagundes

A la vuelta del camino,
en el cielo de bucles azulinos
reposa la lumbre novedosa,
el comienzo de la cuerda.

A la vuelta del silencio
se pintan bajo el océano
los colores del porvenir,
el destino de la semilla.

Y ella viva se macera
en el espeso jugo
de la existencia,
en las subidas y bajadas
de la rueda.

Todavía no tiene forma
no es recta ni curva;
es promesa nocturna,
la idea de una flor.

A la vuelta del opaco ocaso
la misma noche lleva en brazos
el bagaje de tus viejos pasos
y el candil de nuevo ardor.

 

Poema do dia: ‘Bosque del recuerdo’. Autor Luis Arrillaga (RIP). Traduçao ao português Aline R. Fagundes

Bosque del recuerdo
(Homenaje a las víctimas del 11.03.2004.
en Madrid, Jardines del Buen Retiro)
 
Pájaros de la niebla, singladura del viento,
holocausto y fulgor de trompetas malignas,
mis pies saben el gozo de la carne
y la piedra cuando cantan la sed de palabras altivas.
El aroma del sol penetra en mis estancias
y la muerte se aleja de la fiebre del día.
Un abrazo de espuma ignora el estertor
del olvido que yace en la voz de la brisa.
Los cipreses de fuego tiemblan bajo el ocaso
si mis manos escuchan la paz de las heridas.
Una oración lejana se oculta entre los cuerpos
del dolor y el placer en la misma guarida.
La herencia de la noche no cabe en mis bolsillos,
ni tampoco el desmayo de un tiempo de ceniza.
Sólo guardo en mi pecho la luz de la memoria
de unos seres nacidos en el beso y la dicha.
Bosque da lembrança
(Homenagem às vítimas do 11/03/2004,
em Madri, Jardins do parque ‘Buen Retiro’
 
Pássaros de névoa, singradura de vento,
Holocausto e resplendor de trompetes malignos,
meus pés saboreiam o prazer da carne
e da pedra quando cantam a sede das palavras altivas.
O aroma do sol penetra nas minhas estâncias
e a morte toma distância da febre do dia.
Um abraço de espuma ignora o estertor
do esquecimento, que jaz na voz da brisa.
Os ciprestes de fogo tremem sob o ocaso
se minhas maos escutam a paz das feridas.
Uma oraçao distante se oculta entre os corpos
de dor e de prazer, na mesma guarida.
A herança da noite nao cabe no bolso,
nem sequer o desmaio de um tempo de cinzas.
Somente guardo no peito a luz da memoria
de uns seres nascidos do beijo e da fortuna.

Biografía

LUIS ARRILLAGA, Nació en Madrid en 1951. Es titulado en FP2 como delineante, oficio que ha desempeñado en empresas privadas durante doce años. Licenciado en Ciencias Religiosas, actualmente ejerce la docencia desde 1991. Pertenece al M.A.S (Movimiento Apostólico Seglar), asociación perteneciente a las Comunidades Cristianas de Base,-cuyas tareas impulsa, en especial la solidaridad con Centroamérica. De 1974 a 1981 vivió, con otros miembros del M.A.S., en una comunidad cristiana de las chabolas de Vaüecas, entre los pobres, lo cual fue determinante en su posterior trayectoria espiritual. Ha realizado estudios de Inglés y Arte Dramático. Ha fundado y dirigido centros culturales y tertulias poéticas, entre las que destaca la Tertulia Poética del Buen Retiro, en la cual leyeron sus versos durante cinco años nuevos valores y las primeras firmas de la poesía española. Realizó un curso de investigación bíblico-arqueológica en Israel (1977). Correalizó un programa radiofónico de poesía (1991). Durante algunos años colaboró en la Revista religiosa “Vida Nueva”. Da conferencias y recitales y escribe crítica literaria en revistas. Actualmente es colaborador habitual de la Revista de Poesía “ZURGAI”. Ha obtenido más de la veintena de premios poéticos, entre los que destacan: Puerta del Sol, Ciudad Real, Los Llanos, Centro Cultural de Mieres, Dama de Elche, Barro, Amantes de Teruel, Ángaro, Gerardo Diego, Villa de Benasque, Quijote de Plata y la Medalla de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles. Posee también el Premio de Cuentos Villa de Guardo. Es Prometeo de Bronce y Pluma de Plata de la Asociación Prometeo de Poesía. Muchos de sus poemas han aparecido en revistas y antologías españolas y extranjeras; algunos de ellos se han traducido al italiano y al ruso. Ha publicado los siguientes poemarios: Poema de las catorce cruces, Las consideraciones que no vienen al caso, Libro de las ruinas, Balada para un amor ausente, Clamores del regreso, Poemas a Marta y Más allá de la sangre. Como crítico, ensayista y antologo ha publicado: Panorama de la poesía española del siglo XX y Labios sellados, antología poética sobre el silencio de Dios. Prepara nuevos poemarios, varios relatos y una novela ambientada en la Transición política española.

Poesía Inédita: No te olvides de ti. Autora Aline R. Fagundes

(A la atención plena)

No te olvides de ti.

Los recuerdos se desvanecen
entre las nubes del tiempo.
Caen como lluvia que empaña
el cristal del instante.

No te olvides de ti.

Las nubes cambian su talante
según les pones los dedos.
Y tu voz fluye disonante
cuando ignoras su deseo.

No te olvides de escucharte,
observar qué te mueve
antes de dar cada paso.

No te olvides alejarte
para ver todo el espacio
y ser dueño de tu mirada.

Jugar al vaivén de los dados,
a alterar el tictac del reloj
tan solo prolonga el dolor
por estar desatento.

No te olvides de ti.
Ni del momento.

Poesía inédita: No lo puedo callar. Autora Aline R. Fagundes

Hay un grito que vuela
desde el umbral de mi alma.
Es un grito de parto,
desgarro, necesidad.

No lo puedo callar.

Hay un grito que gime
entre mis dedos rápidos.
Es una voz a galope
que lidera la tropa
de mis acciones.

No lo quiero callar.

Un rompecabezas
-rompe cadenas-
que me reta;
flecha que señala
la puerta de mi casa.

No quiero ni puedo callar
al grito libre,
de mi ineludible
verdad.

Video del día: Ser poeta. Entrevista a varios poetas.

 

Dario Jaramillo (Colombia):

Vivimos en un mundo utilitario, donde lo esencial son los valores de cambio de cada cosa. Y la poesía parece no tener ningún valor de cambio. Es gratuito. Es íntimo

Félix Grande (España)

Cualquier oficio es tan importante cuanto escribir un libro de poesía. Ser poeta es bastante menos importante, desde el punto de vista social, civil y comunitario, que ser un buen carpintero.

Vicente Quirarte (México)

La poesía es útil siempre que no le busquemos una utilidad. Mientras la practiquemos con libertad, con entrega, sin esperar nada a cambio. Cuando se le busca utilidad, se le prostituye.

Rafael Cadenas (Venezuela)

El habitar poético es sencillamente sentir las cosas, las personas, el mundo. De modo que una persona puede ser ingeniero, médico, o lo que sea, y habitar poeticamente en el mundo.

Luis García Montero (España)

Entre los derechos humanos hay dos derechos que hacen mucha falta: el derecho a la belleza y a la consciencia individual. Existe un compromiso que el poeta heredó del romanticismo: ser poeta faro, guía. Sin embargo el poeta sabe que, hoy por hoy, un minuto de telediario bien manipulado tiene más impacto en la creación de opinión que el mejor poema elaborado.

Juan Gelman (Argentina)

Yo creo que todos los poetas son rebeldes. Porque se pelean con la materia que requiere rebeldía para ser tocada, rozada, manejada.

Gioconda Belli (Nicaragua)

El poeta escribe porque el mundo es contradictorio, porque nos vamos a morir, y todos tenemos un sentimiento de rebelión primigenia, ya que a medida que crecemos, que nos volvemos más hermosos por dentro, el cuerpo se va deteriorando y volviéndose más feo afuera.

José Wanatabe (Perú)

Mis poemas operan porque he visto dos elementos que conversan en la naturaleza. Y en esta conversación, que yo trato de interpretar, normalmente está presente un mensaje de sabiduría. No mía pero de estos dos elementos que se encuentran y se comunican.

Nancy Morejón (Cuba)

Hay que tener mucho cuidado con el concepto de lo “nuevo” porque podemos estar rindiéndole culto a la ignorancia, pensando que son cosas nuevas cuando no lo son. Son cosas del momento, del momento sobre todo personal. Es necesaria la renovación. Y el proceso de renovación no es nuevo, es una gran cadena.

Poesía Inédita: Más allá. Autora Aline R. Fagundes

Te quiero.

Más allá de los latidos de placer,
después de la carne que perece
debajo de la costra que se teje
gracias a falsas expectativas.

Más allá del umbral de los sueños,
detrás del marco, bajo el desvelo
de la ilusión aprendida.

Te quiero.

Con la piel tersa de los comienzos
y el alma roja como una herida
anhelo por la perla aún viva
que trasciende el momento
y que reposa en la cima
de mi hondo océano.

Te quiero.

Con grandes ojos desnudos,
sin ostras ni tapujos;
como si por fin no hubiese
el después de la muerte
ni el pasado mañana;
como si yo toda supiese
que amar con excesiva cordura
es perderlo o perderse.